Página 2 de 2

Me apetece escribir. parte 2

Eric abrió los ojos, el cielo estaba lleno de estrellas..

-Configuración Diurna!- Dijo en voz todavía temblorosa

Las estrellas desaparecieron en un parpadeo oscilante y Eric y pudo ver su habitación. Allí estaba su ropa desordenada, tal como la había dejado. Ayer estaba demasiado cansado para ser ordenado. En el orden de cosas importantes de Eric quizás esa, tenía que reconocer no era su mayor prioridad.  Pero debajo de aquel aparente desorden su mente siempre corría en planos paralelos llevando una extraña pero exhaustiva organización.

 

Eric tomo su booklet, lo abrió y puso su pulgar en la parte inferior derecha. Al instante el aparato cobró vida y por un momento el material resplandeció mostrando algo parecido a las interferencias de un televisor antiguo. Entonces una voz conocida le saludó afectuosamente. Ferry! – exclamó con un susurro manchado de melancolía. Su voz siempre le retrotraía a otros tiempos. Aquel cuarto oscuro.. la mano de su abuela..Eric había sintetizado su voz poco antes de que ella enfermara. El aparato hasta entonces inanimado empezó a mostrar imágenes. En la parte derecha apareció el perfil PSC de Eric, su imagen tridimendional mostraba sus constantes, algo alteradas por la falta de sueño de las pasadas semanas. Justo debajo aparecían sus credenciales de transito y su código de autorización. Un poco más abajo el aparato mostraba algo que Eric había olvidado por completo, tenía que acudir a los juzgados la siguiente semana. Al final haber escrito en aquella revista no había resultado una idea tan maravillosa como aparentaba ser. Aquello le estaba acarreando ya demasiados problemas. A la izquierda apareció una mezcla de recortes de revistas y periódicos en la cual destacaba la portada del New Washington daily. “una sociedad perfecta es aquella que antepone el bienestar de todos al del individuo” gritaba con malhumorada voz Reinald Fanshire el candidato reformista a la cámara única. Justo debajo una flor de cerezo le recordaba su cita del Viernes. Eric puso su dedo en la flor y una serie de opciones aparecieron en semicirculo: “Activate link, Open History, Contact Information,Locate Sender,Reply”. Eric pulso sobre locate y en cuestión de segundos las cámaras de la ciudad localizaron a Elaine.

 

En unos instantes una imagen apareció en pantalla, luego otras imágenes se superpusieron a la primera y se combinaron formando la silueta de una plaza.

 

Eric no pudo evitar sonreírse… Elaine estaba allí, donde él esperaba, en aquel banco bajo el gran árbol donde Eric la había visto sentarse mañana tras mañana durante todos aquellos años y sin embargo no podía evitar conectar cada mañana a la red urbana para verla y ella como si lo intuyera siempre en un suspiro le dedicaba una tenue sonrisa. Después aspiraba hondo como si se prepara para la dura jornada, daba una última mirada a su alrededor y de un sorbo apuraba su café antes de saltar con energía y encaminarse con paso decidido al Hall del Greggory Mittle Center.

 

Aquella plaza resultaba familiar para Eric, en la esquina, un pequeño comercio le parecía a Eric tan entrañable como lo había sido siempre. Era la vieja despensa de la señora Fliman. La señora Fliman era una de esas mujeres que transmitían una extraña sensación de serenidad y confianza. Eric no sabía porque pero la señora Fliman siempre había conseguido animarle incluso en aquellos momentos en los que él se había sentido incomprendido por todos. Muchas eran las mañanas en los que había fingido interés por las antiguas recetas de bizcocho solo para pasar un rato con ella y poder hablar de cosas que parecían lejanas en un mundo apartado del mundo.

 

En aquellos  tiempos Eric trabajaba como investigador para el gobierno, su oficina estaba en el número 43, justo en aquella plaza que Eric conocía bien. Elaine trabajaba en el edificio de enfrente, era programadora de simulaciones. Cuando se conocieron ambos trabajan en el piso 21. Solían jugar a orientar las ventanas de forma que se creaban dibujos. Había un momento exacto del día en que los cristales de la cubierta puestos en cierta posición descomponían la luz en colores que rebotaban sobre las paredes de la oficina de Elaine. Eric le llamaba su momento arcoíris… y no importaba cuan ocupada estuviera, ella siempre contestaba. Apartaba la mirada de aquellos monitores y le devolvía una mirada de ternura. Había llegado pronto a la oficina… Eric pulso sobre “fix location” y se levantó apresuradamente.

 

Arcoiris sobre papel

Related Post

Una bacteria que podría cambiarlo TODO.

Tal vez la chispa mas pequeña de lo que hace que estemos vivos, se encuentre en nuestras células. A poco que lo pensemos la sola existencia de una célula es algo asombroso.. una célula es a fin de cuentas un organismo en si mismo, de hecho, los organismos unicelulares parece que fueron la regla durante mucho tiempo. Un organismo minúsculo eso si y sin embargo, algo tan pequeño es capaz de alimentarse, de respirar y aprovechar los procesos de oxidación y fermentación, de hacer la fotosíntesis para obtener energía y de almacenarla, de replicarse, de moverse (las bacterias por ejemplo, cuentan con sofisticados mecanismos de tracción como flagelos y hélices rotoras), de agruparse para formar tejidos, de engullir a otra célula y fagotizarla, de replicarse a sí misma, de formar sociedades complejas como en los seres superiores, de transmitir impulsos y hasta de coordinarse (como sucede en el suicidio celular) en lo que pareciese ser un conocimiento de su propio propósito. Y lo más sorprendente de todo es que si miramos dentro de la propia célula seguimos encontrando que cada una de sus partes es a la vez igual de increíble, la transcripción de genes, la síntesis de proteínas.. ¿podría haber algo más increible que eso?. Incluso un virus, sustancialmente más simple, aunque no puede hacer esas cosas, es maravilloso en su complejidad; Que algo tan simple pueda anclarse a una célula, infectarla, reemplazar su información genética no esencial, es sorprendente!. Creo que un virus no es más complejo porque no necesita serlo. Si un virus tuviera que vivir por si mismo y hacer parte de lo que hace una célula simplemente sería una célula.

Célula y vida son casi sinónimos.. La celula es a fin de cuentas, la suma de todos los procesos químicos y vitales que necesita la vida, y esta es el resultado de la célula. La vida sin la célula no sería posible, pero pueden existir otro tipo de células, como ocurre con las células animales y vegetales. En la Tierra solo hay dos pero podría haber 10 tipos de células, o 50.. a lo mejor en sitios que no esperamos, puede que encontremos algún nuevo tipo de bacteria en el frío Titan, quien sabe. Los grandes saltos en la civilización se han dado impulsados por grandes desafíos que han hecho cambiar el ritmo del progreso. La invención del microscopio, el descubrimiento de la penicilina, el telégrafo, la primera radio, el descubrimiento de la radioactividad, la carrera espacial, los satélites, los móviles.. algo aparece y de repente los ritmos cambian y se abren puertas inimaginables para lo bueno y para lo malo. Yo creo que ese algo podría estar a nuestro alcance, si lo queremos buscar, por que no, quizás en Titan o en el subsuelo de Marte, quizás exista nueva vida más cerca de lo que creemos. Algo así de seguro cambiaría el ritmo del mundo pero sobre todo de la exploración espacial para siempre. No solo por las implicaciones que tendría en todas las ciencias de la vida sino por el enorme entendimiento que nos reportaría sobre los propios procesos que conforman un ser vivo. Creo que mucha gente no se da cuenta que ahí fuera puede estar la solución a nuestros problemas ambientales, puede haber nuevas fuentes inagotables de energía, puede estar la clave para el desarrollo de la nano-tecnología, de nuevas formas de medicina, tal vez de la curación del cáncer, puede estar la clave para entender los procesos de la propia tierra, para predecir los huracanes o los terremotos o incluso podemos encontrar cosas inesperadas, nuevas reglas de la física, nuevos misterios, que nos hagan avanzar miles de años tecnológicamente en solo unas décadas. La exploración espacial no es un capricho es una oportunidad.  El ser humano no está hecho para dejar la casa, pero hacerlo y explorar aunque sea la casa de al lado tiene enormes consecuencias y abre enormes realidades.

El disco con grabaciones terrestres a bordo de la sonda Voyager.

El disco con grabaciones terrestres a bordo de la sonda Voyager.

El último vuelo del transbordador Discovery.

El último vuelo del transbordador Discovery.

A billion years from now, when everything on Earth we’ve ever made has crumbled into dust, when the continents are changed beyond recognition and our species is unimaginably altered or extinct, the Voyager record will still speak for us.
– Carl Sagan

(Dentro de un billón de años, cuando todo lo que recordaba al hombre en la tierra se haya convertido en polvo, cuando los continentes hayan dejado de ser reconocibles y nuestras especies estén inimaginablemente cambiadas o extintas, las grabaciones de la Voyager continuarán hablando por nosotros).

Actualización 08-2018: Los mismos astronautas que realizaron el último vuelo del trasbordador Atlantis de la NASA en 2011 en el vuelo que puso fin para siempre al programa de trasbordadores de la NASA (STS o Space Transport System) realizarán el vuelo inaugural tripulado de la nueva era de lanzadores con las naves «Crew Dragon» desarrollas por SpaceX y las «StarLiner» de la empresa Boing. Un bonito detalle que aunque simbólico homenajea a esta generación de astronautas que siguieron arriesgándo sus vidas a pesar de los accidentes de la Challenger y del Columbia. Crecí viendo en televisión despegar a los trasbordadores de la NASA y siempre los recordaré con cierto tono melancólico.. y no solo porque el primer transbordador de la NASA se llamase «Enterprise» ni porque el trasbordador Atlantis salvara la tierra en las películas «Deep Impact» y «Armageddon». 😉

Related Post

Como se construye la moralidad

La vida de las personas es un periodo de tiempo limitado. Se podría valorar si ese periodo es corto o largo pero en cualquier caso es limitado. Eso hace que durante nuestra vida sinteticemos nuestras propias verdades a partir en una gran parte de nuestra propia experiencia subjetiva. Estos principios conforman nuestra moral y los creemos autenticos y verdaderos pues son el fruto de nuestros propios errores. Podemos intentar enseñar nuestra experiencia a otros pero casi siempre será un trabajo infructuoso; la moral no se puede enseñar ni tampoco puede venir impuesta por ninguna religión, norma moral, o estado. El ser humano por naturaleza siente el impulso de contradecir aquello que se le impone y generalmente este impulso es mayor cuanto mayor es la prohibición. Los niños sienten curiosidad por el fuego pero no quiere decir que tengan impulsos pirómanos o quieran ver arder su casa. Muchas voces supuestamente conocedoras y defensoras del intelecto humano hablan del hombre como un ser dotado de una conciencia superior sobre el mundo y el resto de las cosas. Pero a la vez esas mismas voces promueven una moralidad impuesta y carente del ejercicio que realmente convierte al hombre en una especie merecedora de poblar el mundo, el ejercicio de la razón. Y moral sin razon es igual a oscuridad y desconocimiento.

Moral significa muchas cosas, significa sentirse parte de un mundo mas grande, significa conocer las consecuencias de nuestros actos, significa reconocer nuestros errores, nuestros fallos, aquello que aborrecemos de nosotros mismos y aquello que nos hace ser nosotros, significa elegir, pero hacerlo no por miedo o por coacciones sino por convencimiento.

La moral se puede enseñar, pero nunca imponer, ni siquiera a nosotros mismos. A veces sabemos que algo es incorrecto incluso que nos arrepentiremos de nuestras acciones pero aún así buscaremos escusas en nuestras dudas, y posiblemente necesitaremos equivocarnos para elegir el camino adecuado, necesitamos equivocarnos.. lo cual no quiere decir que tengamos que ser cómplices de aquello que no nos gusta, pero algunas cosas solo se aprenden a base de nuestros propios errores.

A veces hay que darse contra las paredes para comprender que el camino que buscamos esta justo en el centro, y otras necesitamos seguir golpeándonos hasta hacernos daño para comprender que en esa dirección no hay un camino.

Related Post

Entre lo humano y lo divino.

El otro día escuché a un sacerdote hablar de recuperar el ecologismo del hombre, como si el ecologismo del hombre fuera ajeno al ecologismo de todas las demás especies del planeta. La palabra ecologismo y la palabra ecosistema están íntimamente relacionadas. Nuestro planeta y nosotros somos uno y eso es algo que les da miedo afirmar.. porque el hombre debe ser privilegiado. Y negándolo, niegan parte de la espiritualidad que buscan, que no reside en el hombre sino en aquello que permite al hombre existir. Despertar cada mañana y sentir el aire en la cara; notar la lluvia al caer; sentir el calor de un rallo de sol y saber que producto de una reacción nuclear extrema que sin embargo, nos da la vida; el tacto de un árbol antiguo cuya vida trasciende a la de cualquier humano, un cielo estrellado cruzado por la Vía láctea.. Y, negando la verdadera naturaleza humana, dentro de un ecosistema complejo y hermoso, niegan la mayor oportunidad que se le ofrece a cualquier religión. La oportunidad de explorar la enorme magnificencia, la enorme divinidad a escalas inimaginables que supone que estemos aquí, nuestro pequeño planeta, nuestra pequeña estrella, en una esquina infinita de un rincón infinito, del infinito universo, y que todo haya empezado con una bacteria y antes de eso, con un estallido. Tal vez la radiación microondas de fondo, además de probar que existió un Big Bang, sea la marca de la mano de ese dios que buscan. ¿Acaso no es impensable para el hombre hablar en magnitudes del universo, y no es dios algo fuera de toda comprensión igual que ese gran estallido que creemos que inició todo lo que conocemos?.

Y sin embargo, los extremísmos religiosos siguen hoy día negando la ciencia. Para mí negar la ciencia esta fuera de toda lógica.. la ciencia predijo la existencia del átomo, de elementos químicos que nunca habíamos visto. La ciencia predijo la existencia de los planetas extra-solares antes incluso de que nadie pudiese probar su existencia.. las ecuaciones de Einstein predijeron los terribles efectos de la bomba atómica antes de que existiera y predijeron la existencia de algo que jamás hubiésemos sido capaces de imaginar: los agujeros negros. Hoy sabemos que un enorme agujero negro de miles de millones de veces la masa de nuestro sol existe en el centro de nuestra galaxia, y para mí.. eso es algo de enorme trascendencia.. sin quererlo, sin sospecharlo, caemos lentamente hacia él.. hacia lo desconocido.. un lugar de luz, destrucción y renovación. Un lugar donde la física se vuelve demasiado compleja para que la comprendamos, un lugar fuera del alcance humano, sin duda en el terreno de algún tipo de fe, pero no ajena a la ciencia.

Pero mucho antes.. nuestra estrella se apagará, será una muerte silenciosa, no como la de otras estrellas. La ciencia también predijo y explicó como las estrellas explotan en un estallido de supernova, mucho antes de que astrónomos de todo el mundo pudiesen verlo suceder. Un rugido de creación, un final y un comienzo. Las leyes de la física sin duda a esas escalas solo pueden ser descritas como algo divino, pero no una divinidad a imagen y semejanza del hombre. La búsqueda de dios que debería hacer el ser humano es la búsqueda de aquello que nos une a la tierra, a un árbol, a la hierba, al sol, a las estrellas, el agua, el oxígeno que respiramos, el orden sobre el caos. La remota improbabilidad de que estemos aquí, y que sin embargo sigamos estando, formando parte de un universo en el que cada instante mueren mundos enteros y nacen estrellas.

Agujero negro galáctico activo visto por el telescopio espacial Hubble. Si el de la Vía láctea entrara en erupción podría erradicar la vida una gran parte de la galaxia.

Related Post

¿Y si la vida es una heurística?

 Uno tiende a pensar que un ordenador es una máquina resolutora de problemas, estamos tan acostumbrados a ver programas de ordenador que resuelven por nosotros ecuciones, dibujan gráficas, o nos hacen la declaración de la renta que muchas veces pensamos que en ellos como entes resolutores. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, un ordenador se comporta mas como una caja negra donde unos datos de entrada se procesan mediante una serie de operaciones predefinidas en la salida esperada, eso sí, efectuando bloques de millones y millones de cálculos pre-programados por sus creadores. En muchas ocasiones esta enorme capacidad de cálculo es lo que permite la resolución de problemas complejos, dando lugar a lo que se conoce como estrategias de fuerza bruta. Existen sin embargo problemas cuya complejidad hace que sean inabarcables incluso en los potentes ordenadores de hoy día. Quienes se dedican a la computación saben que estos problemas son mucho más frecuentes de lo que cabría pensar. Por ejemplo, el protocolo SSL, que utilizan las páginas seguras en internet se considera un método de cifrado seguro ya que si nos propusiéramos romperlo con un ordenador estándar, necesitaríamos de un tiempo de computo comparable al tiempo que lleva existiendo el universo.

Sin embargo en ocasiones, algunos de estos problemas pueden ser  abordados mediante técnicas heurísticas. Una técnica heurística es una técnica de búsqueda de soluciones que se emplea cuando es imposible, incluso para un ordenador, considerar todas las posibilidades.  La existencia de estas técnicas es posible gracias a que normalmente  casi nunca se realiza una búsqueda completamente ciega sobre el espacio de soluciones de un problema. El modo de funcionar de las heurísticas tiene mucho que ver con un juego de exploración y el descubrimiento. La idea subyacente, es que si somos capaces de guiar la búsqueda de forma que nos sea posible descartar aquellas ramas del árbol de soluciones que de ninguna forma van a conducir a buenas soluciones, las que sabemos que serán malas, o poseemos cierta intuición o conocimiento de forma que podemos tener cierta idea de que ramas son mas prometedoras, entonces, podremos llegar a alcanzar buenas soluciones (que no la mejor) en un tiempo razonable, aunque en ultima instancia, la calidad de nuestra solución dependerá de lo buena que era nuestra estimación (esta ‘intuición’ se conoce como función heurística). El término heurístico deriva del griego heuriskein que significa descubrimiento y constituye una importante rama de investigación en computación y algorítmia.

A veces creo que este mismo concepto podría expandirse a la totalidad de nuestra vida. Podemos definir la vida como un problema complejo, donde interaccionan tantas cosas en tantos niveles que nos es imposible tratar la realidad tal como es. Por eso creamos simplificaciones de ella. Si simplificamos lo suficiente podemos reducir nuestra vida a un árbol de decisiones sobre un espacio de variables discretas y de esta forma, nuestra experiencia vital quedaría representada como un recorrido en su árbol de soluciones. Las personas somos incapaces de vivir lo suficiente como para expandir todas las ramas, así que nos basamos en nuestro conocimiento del problema, que viene condicionado por nuestras creencias, las enseñanzas que nos dan, nuestra moralidad o nuestro carácter. Sirviéndonos de esto confeccionamos nuestra función heurística, evaluando cada rama del árbol en función del beneficio que nos reporta. Todos queremos ser felices, ser reconocidos, viajar, estudiar, sentirnos realizados.. unas ramas incrementan una cosa y otras incrementan otras. Pero todas estas variables están ponderadas de diferente forma en nuestra única y particular función de la vida. Dependiendo de como de buena sea la función que elegimos, llegaremos a una buena solución, un máximo global, o nos vemos atrapados en malos y mediocres máximos locales y.. como en una verdadera búsqueda algorítmica una vez que elijamos una rama, y otra, y otra mas, mas difícilmente sabremos remontar el árbol para poder cambiar de recorrido.

La vida no da ni quita oportunidades, todas las posibilidades están ahí para que las elijamos. La fatalidad no es mas que la suma de unas cuantas malas decisiones, como la muerte no es mas que la suma de unas cuantas enfermedades mal tratadas que al sumarse acaban generando un cuadro clínico complicado, que ya dificilmente podremos superar.

backtraking

Actualización Enero 2020:

Chicos, nunca subestiméis el poder del destino, porque, cuando menos lo esperas, el detalle más insignificante puede causar un efecto en cadena que cambie el rumbo de vuestras vidas.
Ted Mosby, «Cómo conocí a vuestra madre».

Related Post

Me apetece escribir. parte 1

El ruido de los motores dejó paso al silencio en las ciudades, conforme los antiguos coches a motor desaparecían una especie de desasosiego se apoderó de mucha gente. Nunca había sido tan patente que el mundo ya no era como creíamos.

Elaine cerró los ojos y trató de dormir, mientras apartaba de su cabeza las preocupaciones de la larga jornada en el laboratorio. Hoy habían encontrado dos buenos candidatos para el estudio. Había sido un día provechoso, pensó, una racha de suerte. A Elaine le costaba relajarse desde que la habían ascendido a jefa de grupo, sabía que el proyecto era importante, o al menos para ella lo era. Estaba demasiado acostumbrada a obtener resultados sobre el papel. Normalmente trabajaba con modelos, simulaciones, que ayudaban a prevenir riesgos, a evaluar materiales o procesos, o a recrear ambientes o condiciones ambientales que en realidad no existían. Pero esto era diferente, este trabajo podría tener aplicación directa en la tarea de campo, mejorar la vida de las personas, y garantizar la sostenibilidad de todo un ecosistema. Deseó poder tomarse unos días libres y ir a alguna parte, lejos de la multitud y de la gente. Quedaban pocos lugares así, casi ninguno, quizás en otro tiempo, me gustaría volver atrás en el tiempo, pensó, a un tiempo menos complicado. Nadie se preocupaba de la sostenibilidad a finales de siglo, cuando se perdían 30 especies animales cada 10 años. al principio fueron especies que simplemente se consideraban molestas como el lobo o el conejo, o apetitosas como la paloma americana pero pronto se rompió el equilibrio en los ecosistemas y muchas mas acabaron desapareciendo. Los científicos y la comunidad internacional preservaron muchas especies, es cierto, pero el ser humano es descontrolado y las razones dadas por los científicos no convencían a nadie. Muchas veces se escuchó por televisión hablar de que la cura de algunas de las enfermedades más peligrosas, o que el secreto de la inmortalidad, residían en la biodiversidad natural. Muchas veces se habló del fin de la pesca, o de la desertificación. Pero en el día a día ajetreado de el cosmopolita y tecnólogo humano de finales del siglo 20 no cambian otros razonamientos que el progreso y la plenitud tecnológica.

El cambio climático tampoco ayudó. No ocurrió como dijeron que pasaría. No hubo grandes tornados. Ni los huracanes barrieron los continentes. Pero aún así sucedió y fue mas rápido de lo que hubiésemos pensado. Muchas ciudades costeras vieron como sus avenidas y sus lujosas casas con vistas al mar acabaron ciertamente con primeras vistas. Muchas zonas de cultivo se inundaron y quedaron contaminadas de salina produciendo grandes pérdidas. Muchas ciudades tuvieron que construir diques, y se gastaron muchos millones en canalizaciones, para mantener el mar alejado de las zonas mas pobladas. Muchas islas desaparecieron y incluso algunas ciudades tuvieron que trasladarse por completo. Otras finalmente quedaron abandonadas y son ahora un montón de ruinas que son tesoro de grandes buques chatarreros en la bajamar.

Cuando Elaine era una niña, solía apasionarle visionar aquellas películas de principios de siglo, en otro tiempo hubiese sido imposible pero gracias a la grabación digital aquellas imágenes podían visionarse casi 100 años después como si de ventanas del tiempo se tratase. Era curioso ver como en el pasado habían imaginado el futuro. En la mayoría de los filmes aparecían grandes metrópolis de metal coronadas con enormes edificios. Naves espaciales que volaban, edificios que hablaban y androides que resolvían todos los problemas que sus amos. La plenitud tecnológica tan soñada.

Fuese como fuese, el contemplar aquellas ciudades que un día fueron cuna de una civilización abandonadas era el duro despertar de aquel sueño que nunca se cumplió. La plenitud tecnológica, pensaba Elaine, era un termino contradictorio en si mismo pues los mayores inventos, aquellos que han dado mas felicidad a las personas generalmente no fueron tecnológicamente muy avanzados sino concienzudamente bien usados.

En aquellos tiempos pocos se paraban a mirar al futuro, se tomaron medidas, es cierto, se crearon parques naturales, y se establecieron restricciones en la caza y la pesca, pero hasta bien entrado el siglo 21, los residuos siguieron fluyendo por los ríos al mar y las basuras se siguieron acumulando en los vertederos. La tierra estaba envenenada y lo peor estaba por llegar.

A principios del siglo 21 se estimaba que el 25 por ciento de los mamíferos estaba amenazado de extinción, el porcentaje era algo mayor en anfibios y reptiles rozando el 40 por ciento. Pero mientras los esfuerzos científicos se centraban en la preservación de algunas especies y la ingeniería genética sorprendía al mundo devolviendo a la vida a algunas especies extintas de las cuales se había secuenciado su genoma, la naturaleza, nos devolvió el golpe.

Nadie había reparado en el grupo de especies animales mas amenazado de todos. Mas del 50 de los especies de insectos corrían serio peligro de desaparecer. Quien iba a reparar en algo tan insignificante como una hormiga, como un escarabajo, o una cucaracha? durante millones de años ellos habían sido los supervivientes, los grandes triunfadores y los grandes olvidados de la historia de la evolución y ahora iban a jugar un papel decisivo.  La naturaleza y el hombre, los océanos y los ríos, estaban heridos pero las medidas los mantenían en un equilibrio precario.

Pero en 2030 una nueva amenaza de la mano del hombre vino a desestabilizar este equilibro del que salimos perdiendo todos. Un gran avance médico sorpendió al mundo, después de mas de 80 años de búsqueda la medicina había encontrado un tratamiento eficaz contra el cáncer y este gran descubrimiento afectaría al destino de los seres superiores mas pequeños de la creación.

De repente los pensamientos se hicieron inconexos para Eleine, afuera hacia viento.. el susurro .. golpe-a-ba l..os cris..ta..les

Related Post

Humildad

Las ciudades permiten que la gente de alguna forma se aisle del mundo natural y viva continuamente sumergida en un mundo diferente, las ciudades son el símbolo de la grandeza de la humanidad pero también lo son de lo peor de nosotros mismos, y quien vive en un barrio no privilegiado como el mio sabe de que hablo. También son las culpables de que nos olvidemos de donde venimos y quienes somos. Algunas veces, cuando camino paseando a mis perros veo gente que se cruza de acera, o que tira de los niños y me pregunto que pasará por sus cabezas. Si la gran pompa en que nos gusta vivir es solo un producto de nuestro grandioso ego. Que piensan esos padres?, que les dicen a sus hijos?. Tal vez les dicen a sus hijos que los animales son inferiores porque son sucios y poco higiénicos.. mientras, muchas ciudades padecen entre sus mayores problemas los malos olores desprendidos por los orines no de los perros sino de los jóvenes que acuden a beber  y que después de muchas copas no se molestan en hacer cola.. mientras, en nuestras playas siguen acumulándose cada verano toneladas de basura, entre las que no es difícil encontrar cosas tan desagradables como excrementos, compresas o preservativos. Tal vez esos padres le dicen a sus hijos que los animales son malvados o aun peor «ignorantes», «amorales».. mientras, sigue habiendo cientos de casos de violencia familiar al año y cientos de miles de asesinatos (solo en España casi 2000 el pasado año), de padres a hijos, de hijos a padres.. mientras, siguen habiendo embarazos de niños, casos de profesores pedófilos y violaciones. Tal vez esos padres les dicen a sus hijos que son cosas diferentes, que no se puede comparar, que un animal es un animal, porque dios nos dio el mundo en presente y la prueba es que nos dio la razón y capacidad para tener curiosidad y pensamientos complejos, que el hombre siempre será el hombre..

La historia a demostrado que los pensamientos obtusos tienden a ser incorrectos, no eran mejor los europeos, no eran mejor los blancos, no eran mejor los arios, no eran mejor los hombres, y estoy convencido de que no soy mejor que ningún animal. El mayor acto de humildad del ser humano es vivir.. respirar, comer, dormir, defecar, reproducirse, lo que nos une irremediablemente al mundo que tratamos de olvidar hace que no podamos escapar a lo que somos.

Related Post

La Química de la vida.

Los humanos somos seres pasionales y eso es algo que marca cada segundo de nuestras vidas, no nos damos cuenta pero nuestra felicidad, nuestra tristeza, nuestra curiosidad, nuestra iniciativa, nuestra empatía con los demás, incluso nuestro carácter están dominados por el equilibrio de unos cuantos neurotransmisores en el celebro que nosotros traducimos en emociones. Basta una sola pastilla, una sola sustancia bien dirigida para hacernos reir o llorar. Para darnos hambre o sueño, para que seamos crueles o cariñosos con nuestros hijos, tan fuerte es la dependencia. La naturaleza usa esa fuerza contra nosotros a menudo, para obligarnos a desear ser sociales, a querer tener hijos, a compartir con los demás, a curarnos cuando estamos enfermos, incluso a morir cuando lo estamos de gravedad.. A veces no somos conscientes de esta dependencia, o incluso la negamos y decimos cosas muy humanas como «yo se lo que siento», «se lo que quiero», «soy dueño de mis actos»,  pero realmente no es así, y ahí está esa mano que nos maneja, alterando nuestra percepción del mundo.

No somos una única versión de nosotros mismos sino una instantanea de un momento, un foto de lo que sentimos e interpretamos según el ahora. Un momento feliz puede convertirse en un momento triste, algo bonito en algo feo, algo original en algo estúpido y todo en cuestión de segundos. A menudo nos gusta hablar «capitulos» de nuestra vida pero muchos  de esos capítulos no han sido mas que cambios en nuestra percepción de las cosas y no son mas que un producto de nuestra aberrante percepción de las sensaciones y del paso del tiempo. Así somos.. pasamos nuestra vida dejándonos llevar por un objetivo y luego desechamos cada esfuerzo pasado  e ignoramos el valor de lo que tenemos, en un parpadeo. Pasamos  años pensando que hacemos lo que nos hace felices, pero si una mañana nos levantamos sintiendo algo diferente, ese sentimiento se enfrenta de igual a igual y seguramente se impone a todo lo anterior..

Antes no era consciente de esto, pero un día me desperté y me dí cuenta que lo importante de la vida es vivir haciendo lo que quieres hacer, y me propuse no ser nunca mas esclavo de la química. Ahora hago las cosas pensando si de verdad quiero hacerlas,  y cuando tengo un impulso, pienso, «si dentro de tres días sigo pensando igual, lo haré». Ahora soy un poco más feliz y intento aprovechar cada día, me alegro de haberme dado cuenta a tiempo de lo que es realmente importante, y aunque muchas veces doy pasos de lado, procuro no desandar mi camino, aunque a veces la química pueda hacerte creer que es el camino correcto. Rectificar es de sabios pero desandar el camino guiado por un impulso, de estúpidos..  Espero ser lo suficientemente adulto como para no olvidarlo en el futuro.

Related Post

To be fractal!

Welcome to WordPress. This is my first post!.

Related Post

© 2020 Wordpress.

Tema por Anders NorénSubir ↑